Learn and Speak languages with native speakers

Cómo memorizar caracteres chinos de forma rápida y efectiva

Caracteres chinos


El problema de memorizar caracteres chinos es uno de los quebraderos de cabeza más extendido entre los aprendices de esta popular pero misteriosa lengua. Hay diferentes aproximaciones al aprendizaje del chino. Algunos profesores prefieren empezar por la expresión oral y la fonética e introducir los caracteres más adelante, pero hay otra aproximación mucho más “dura”: hacer a los estudiantes aprender las palabras y los caracteres que las representan más o menos al mismo tiempo e incluso escribir dictados (de memoria, sin tener los caracteres delante) casi desde el primer día. Es fácil decir que este enfoque está anticuado y es malo, pero si todos los profesores de tu zona se adhieren a él no tienes mucha elección.

 

Caracteres chinos

 

Y sea cual sea el método que uses, antes o después tendrás que dominar el arte de escribir en chino de memoria como hacen los hablantes nativos.
Es mucho más fácil memorizar los caracteres lo suficiente como para reconocerlos en un texto escrito, pero incluso eso puede suponer un problema. Las tarjetas son una buena solución para esto, pero si te estás preparando para un dictado descubrirás que las tarjetas no ayudan en absoluto.
Los profesores recomiendan a menudo escribir los mismos caracteres diez o veinte veces, pero tampoco esto ayuda siempre, porque si lo haces mirando el ejemplo, tu cerebro se quedará en el modelo y nunca activará los mecanismos ocultos de tu memoria.

 

Es mucho más útil escribir un carácter sólo una vez usando tus notas como guía. Después tápalo todo y escríbelo otra vez, descubre las notas y compara lo que has escrito con la versión correcta. Si está correcto, estupendo; repite el proceso dos o tres veces sin mirar nada. Si está mal, corrígelo e inténtalo de nuevo.
No funciona con todo el mundo, pero sí con mucha gente. También es de ayuda asociar varios signos y trazos (o el carácter completo) con objetos conocidos, aunque no tengan nada que ver con el significado real del mismo. Y, por último, no olvides revisar los caracteres de vez en cuando, incluso si ya los conoces, porque son traicioneros y están esperando el momento adecuado para escapar de tu memoria y salir a pasear por ahí. ¡No se lo permitas!