Learn and Speak languages with native speakers

La evolución del inglés: Desde Shakespeare hasta hoy en día

El cambio que ha sufrido el idioma y algunas palabras a lo largo del tiempo

Iván Orellana Rojas


Los angloparlantes ven cómo el inglés ha cambiado de generación en generación,  notando las diferencias que hay entre su vocablo y el de sus padres. Ya no usan hath (tercera persona del inglés antiguo del verbo “have”) o thou (que es el “you” de nuestros días). En el tiempo en que Shakespeare vivía, no existía la palabra e-mail (correo electrónico) ni tampoco se usaba la palabra text como verbo (hoy en día puedes usar esta palabra para decir que estás enviando un mensaje de texto).
Antes de que William Caxton llevara la primera impresora a Inglaterra, no había un inglés homogeneizado, es decir, había muchos dialectos. Esto hacía que fuera difícil que personas de diferentes pueblos se entendieran.
El idioma muta debido a diferentes factores como la tecnología, las invasiones, la inmigración y la influencia de diferentes culturas, es decir, es sumamente cambiante. Lo único que basta para inventar una palabra es que una persona la diga y otra la repita en el mismo contexto. Por ejemplo, la palabra selfie, que se vio por primera vez en un foro y luego se repitió en otra parte en internet. Hoy, todos sabemos que es una fotografía en donde tú apareces y fuiste tú mismo quien la tomó.

La evolución del inglés: Desde Shakespeare hasta hoy en día.

Podríamos decir que Shakespeare fue un creador de palabras, es más, te sorprendería la cantidad de palabras nuevas que acuñó. Creó frases y palabras que, hoy en día, ocupan los angloparlantes para describir ciertas situaciones, por ejemplo in a pickle (que se ocupa cuando alguien se encuentra en un lío o situación complicada), in stitches (que significa que, a raíz de una broma, alguien se muere de risa), with bated breath (se utiliza cuando algo se espera con ansiedad), a heart of gold (se utiliza para describir a alguien de muy buen corazón), a wild goose chase (cuando alguien tiene una tarea imposible, una pérdida de tiempo). Incluso, fue él quien creó la típica broma del knock, knock – ¿quién es? Sin embargo ¿qué pasaría si, hoy en día, caminara por la calle? ¿sería capaz de entender el inglés actual? Está claro que no entendería términos acuñados por la tecnología, pero y si las personas de habla inglesa utilizaran palabras que se usaban cuando estaba vivo… ¿aun así sería capaz de entenderlos? Las palabras no sólo aparecen o desaparecen, sino que también cambian de significado.



El inglés en el tiempo de Shakespeare: cambios de significado.



Hay palabras que han cambiado de significado en una sola generación. Por ejemplo, gay (homosexual) antes significaba happy (alegre). Hubo un tiempo en donde bad (malo) significaba good (bueno) y sick (enfermo) no siempre se utiliza con ese significado. No obstante, hay cambios que son más sorprendentes y que podrían molestar a este dramaturgo de la era Isabelina.
Si algún anglohablante le dijera a William Shakespeare que es nice (agradable), lo más probable es que se ofenda ya que, en su tiempo, nice significaba tonto, necio y simplón. Incluso, hoy en día ese término puede ser motivo de ofensa, debido a que en otras acepciones significa insípido. El lenguaje es tan tramposo que, puede que alguien le diga a Shakespeare que es brave (valiente) y aun así se moleste, ya que en su tiempo brave significaba coward (cobarde), proveniente de la palabra bravado (bravata) que en realidad significa bravuconería (falsa valentía). No sólo las palabras nice y brave tenían un significado diferente. Hubo un tiempo en donde la palabra silly (tonto) significaba bienaventurado. Después cambió de significado, siendo utilizada como weak (débil) y vulnerable (indefenso). Lo mismo pasó con awful (espantoso), ya que en su tiempo significaba full of awe (lleno/a de asombro), por esto, en países de habla inglesa, aun puede oírse decir the awful majesty of God (que en español sería “la terrible majestuosidad de Dios”), en realidad quiere decir que deberíamos sentirnos asombrados por el poder de Dios.



Hay ejemplos más divertidos en cuanto a palabras de origen inglés que han cambiado de significado. El anglo-americanismo fizzle (fracaso) hoy se utiliza para hacer referencia a flatulencias silenciosas.



Si Shakespeare viviese el día de hoy, de seguro tendría problemas con las mujeres. En su época, la palabra spinster (hoy en día significa “solterona”), se usaba para referirse a mujeres que hilaban tejidos. Otro caso es la palabra hussy, término que, actualmente, se usa para hablar de mujeres sexualmente inmorales, desvergonzadas, pero en su tiempo significaba dueña de casa. Del mismo modo, si él le decía naughty a una mujer (actualmente el término se usa para referirse a mujeres “traviesas, “picaronas”), igual hubiese querido insultarla, porque en su época le estaría diciendo que era “nada”. Otro término que hoy les generaría problemas a las personas del tiempo de Shakespeare, es la palabra buxom (regordete), que en esa época hacía referencia a mujeres sumisas. La idea viene de que, en ese tiempo, la mayoría de mujeres sumisas, hablando en el contexto de bares y prostitutas, tendían a ser robustas y de pechos grandes. Notarás que, a veces, la evolución de las palabras no es “políticamente correcta”.
El problema del cambio de significado de palabras, se ve en el lado opuesto también. Si las mujeres angloparlantes coquetearan (flirt) con Shakespeare, en ese entonces, lo estarían espantando, apartando. Tampoco es un gran cambio, si pensamos que hay veces en las cuales se quiere espantar a los amoríos, no obstante flirt (actualmente quiere decir “coquetear”) significaba abrir un abanico de forma brusca, ¿cómo surgió el cambio entonces? Se supone que el término se empleaba como metáfora del movimiento agitado del corazón humano. Las metáforas juegan un rol importante en la evolución del idioma. La palabra fathom (como verbo es comprender algo y como sustantivo significa braza, la unidad de medida), en tiempos antiguos, significaba circundar los propios brazos. Luego, con el paso del tiempo, significó comprender algo después de mucho pensarlo. Puede parecer un cambio incomprensible, pero tiene lógica. La medición de un brazo extendido se llama fathom (braza), con esto se puede medir es la profundidad del agua. Conociendo la profundidad del agua, se llega al fondo del mar. De ahí que fathom se entiende por “llegar al fondo de un asunto o de una idea”.


El cambio de palabras y sonidos.



Otro aspecto del idioma que también cambia es el sonido de las palabras. En inglés, se piensa que el nombre de la naranja (orange), viene del color naranjo (orange), sin embargo la naranja es verde cuando está en el árbol y tiene un color amarillo cuando se convierte en jugo, lo que pasa es que, a veces, los productores de comida agregan colorante naranja a la bebida para que tenga el color de la fruta. El nombre proviene de la India y se conoce como naranj. Como, por lo general, las palabras del inglés no terminan con “J”, la palabra cambió a “narange” y después de un tiempo, se retiró la “n” y la “a” mutó en una “o”. Por lo tanto, el nombre de la fruta no viene de su color.
Algo similar pasa con el término inglés checkmate (jaque mate). Ellos se preguntan por qué se ocupa esa palabra cuando se gana un juego de ajedrez. El término viene del idioma Farsí. Era Sha-k-mate, que se traduce literalmente como the King is dead (el rey murió). Esto hace más sentido, considerando que el objetivo del juego es matar al rey para tomar el control del reino. Cuando el juego se hizo popular en Francia, la “Sh” cambio por “Ch”. Se le llama “cambio semántico” a toda modificación que sufre el lenguaje a través del tiempo. Los prestigiosos se relacionaban con la magia y el engaño, no como hoy, que se relacionan con la fama y popularidad. La palabra fun (diversión), antiguamente significaba cheat (hacer trampa) o hoax (engaño). El término viene de la palabra “fonnen”, que significaba to befool (engañar) y tuvo origen en el Inglés Medio. La palabra decimate (diezmar, aniquilar) viene de cuando los romanos mataban, como, castigo a uno de diez soldados que habían huido de la guerra.



Los cambios del lenguaje son un tema interesante y divertido para estudiar, sin embargo, cuando hay conversaciones entre personas de diferente generación es trascendental entender que el lenguaje evoluciona. Se hace fácil ver como se pudo interpretar textos históricos usando nuestra construcción de significado, en vez del significado utilizado en ese tiempo. El lenguaje tiene muchas capas de contenido y por eso, una buena forma de entender y preservar diferentes culturas  es interesarse en las palabras y su significado.