El portugués y el español son dos idiomas muy parecidos, pero no iguales! Por eso es muy fácil cometer errores con los falsos amigos.